Category: Arquitectura Portuaria

Este proyecto ubicado en Cambrils, Tarragona, pretende dar una nueva imagen a su Puerto, mediante la reconstrucción, rehabilitación y ampliación de diferentes edificios; la Escuela de Vela, los Almacenes, los Vestuarios y Pañoles, y el Edificio Social. Consiguiendo así una imagen renovada y actual del Puerto de Cambrils.

Se trabajan diseños adaptados al tiempo real, con volúmenes rectos de lineas puras. Generamos una fachada con Aquapanel, acero galvanizado y aplacado de piedra Techlam, que nos proporcionará esa imagen buscada, y mediante el Tarimatec y breinco terana urbanizamos el exterior.

EDIFICIO SOCIAL
La remodelación del Edificio Social se plantea desde el punto de vista de la reordenación de los espacios dentro del mismo. Oficinas, despachos y cocina en planta baja, y comedores y un nuevo salón social en planta piso aprovechando los niveles que la misma nos ofrece. Además, la incorporación de estos nuevos elementos construidos a la edificación, se lleva a cabo, el cerramiento de las terrazas, lo que dotará al edificio de un nuevo carácter y una nueva imagen acorde con la idea global del proyecto para la nueva concepción del puerto de Cambrils.

ALMACENES
El Edificio de los Almacenes se plantea como un elemento dividido en dos módulos, que reflejará el nuevo concepto planteado para el puerto. El programa de almacenes y taller se sitúan dividiendo la parcela de forma triangular de la parcela según las necesidades de cada uno de ellos.

VESTUARIOS Y PAÑOLES
Con un diseño de parcela también triangular el Edificio de Vestuarios y Pañoles, se distribuye adaptándose a la parcela. Vestuarios, pañoles, lavandería y neveras de pesca, se plantean como estancias con entradas exteriores independientes. Además incorporamos aparca bicicletas en el exterior.

ESCUELA DE VELA
Situada en la parte más meridional del puerto, la Escuela de Vela se emplaza en una esquina óptima para su funcionamiento. Se albergan en planta baja el simulador de vela, la administración y una cafetería, a su vez, se encuentra situada una gran terraza en la planta superior, así como el gimnasio y la piscina. En planta sótano se situarán los vestuarios, aulas, almacenes, y pañoles que se extenderán a lo largo de toda la superficie de la parcela. En conclusión un edifico con un amplio programa, que se dispone como una tamiza entre la tierra y el mar, que actualizará y dotará de modernidad la imagen del puerto.

 

El proyecto desarrolla la rehabilitación integral del antiguo restaurante Miramar en Santa Pola, que supone tanto un cambio importante de imagen, bajo un diseño más moderno y contemporáneo, como un cambio conceptual en cuanto a su programa, incorporando usos comerciales, de ocio y hostelería, convirtiéndose en el nuevo MIRAMAR OCIO.

El complejo se percibe en conjunto como un volúmen de color blanco abierto hacia el mar, que descansa sobre una caja de vidrio, obteniendo así una sensación de ingravidez de la pieza superior como si flotase en el aire; que a su vez se convierte en un gran porche abierto, que permite la comunicación entre ciudad y puerto, permite generar zonas de sombra, que facilitan el desarrollo de la actividad en los locales.
El edificio se distribuye en 7 locales en planta baja y 4 locales en planta primera; cada local incorpora con su propia zona de terraza con vistas al mar y grandes ventanales formados por paneles de vidrio correderos.
La transparencia del cerramiento de la caja inferior, genera una sensación de continuidad y fluidez del espacio urbano, generando un entorno privilegiado para el ocio entre mar, ciudad, y puerto.

El proyecto desarrolla el diseño para la renovación de 3 edificios en el Puerto de Palma de Mallorca. Un módulo principal de servicios (recepción, vestuarios, taquillas), otro módulo para el control de acceso y finalmente otro de gestión de residuos portuarios.

Marina Port de Mallorca nace de un diseño de lineas modernas y contemporáneas, volúmenes rectos, y materiales que juegan con el claroscuro de la luz, con el fin de modernizar la imagen del Puerto de Mallorca.

Las tres propuestas estudiadas, siguen pautas de diseño enfocadas en el mismo camino. El juego entre los materiales, el estuco blanco, el acero y el vidrio, consigue crear esa imagen contemporánea y moderna. La inclusión de un elemento superior a modo de pérgola, crea la sombra necesaria en las zonas de paso, y consigue el juego con el claroscuro de la luz. Por la noche la iluminación adquiere protagonismo enfatizando los volúmenes del edificio, poniendo en valor sus rasgos, su sencillez y rotundidad.

Este proyecto ubicado en el Muelle de Levante de la ciudad de Ibiza, comprende por una parte el frente marítimo del puerto de la ciudad vieja de Ibiza, Port Ibiza Town, y el edificio situado en la dársena del puerto destinado a oficinas para la autoridad portuaria balear y 4 locales comerciales.

El edificio se diseña desde el concepto del límite, con un espacio acristalado en su perímetro, que permite la posibilidad de cerrarse para delimitar los locales o dejarlo abierto para dialogar con la zona de la dársena del puerto, frente marítimo y la ciudad de Ibiza. Mientras que las oficinas de la actividad portuaria se disponen en el núcleo central del edificio.

La cubierta se aprovecha con la intención de poder disponer de zonas de terraza y visuales del puerto para los locales comerciales. Los materiales empleados son: estuco blanco, piedra vista característica de la zona, acero y vidrio, en una combinación entre tradición y modernidad, entre calidad del diseño y conservación del entorno.

En la zona de Marina, frente marítimo de la ciudad vieja de Ibiza, se diseña un sistema modular desmontable, que permite dinamizar la zona de amarres, permitiendo ser desmontado durante los meses no estivales. Este sistema consiste en una jardinera de acero corten, de forma romboide en planta, que permite ocultar la apertura de las puertas de acceso para vehículos y puertas de acceso peatonales. El empleo del vidrio en los elementos desmontables permite la permeabilidad visual del entorno sin romper la estética de frente marítimo.

Este Lounge Bar está situado en el extremo oeste del Paseo Marítimo de Santa Pola, un lugar privilegiado de la costa, donde se combinan espacio urbano, la playa, el ambiente marítimo, el Club Náutico, y espacios de ocio norcturno.

Su diseño está dirigido a permitir el mayor número de visuales para disfrute del usuario y sentir las sensaciones que transmite este enclave en primera persona. La terraza avocada al paseo marítimo, bajo la pérgola, se convierte en un oasis mediterráneo. La distribución del propio Vela Lounge, con la barra en arista mirando al mar, son prueba de ello.

Propuesta de diseño de los pantalanes de acceso y gestión de puestos de amarre para la Marina Vieja y Marina Nueva en la Zone Portuarie de Tanger Ville.

El proyecto desarrolla el diseño de dos propuestas en la dársena del Puerto deportivo de Tánger.

La Marina Vieja (Vieille Marina) tratada con acero corten como material principal en su celosía. Mientras que en la Marina Nueva (Nouveau Marina) se emplea el acero inoxidable. Ambos materiales confieren una durabilidad y calidad excepcionales, tratados debidamente, con un diseño de lineas depuradas.

En estas propuestas se realiza un juego compositivo con motivos árabes, a modo de celosía con formas geométricas limpias. La utilización de materiales que permiten las visuales, como el vidrio en las puertas, y los elementos de celosía árabe, dan una importante permeabilidad al pantalán.

La propuesta incluye un elemento en la parte superior a modo de pequeña pérgola que aporta una ligera sombra, para la zona de espera y paso a través del acceso. Las puertas de cada una de las Marinas permiten el paso de los usuarios a las embarcaciones a la vez que son garantía de seguridad.

Estos pantalanes para embarcaciones de diversas esloras están ubicados dentro del puerto deportivo de Tánger, en aguas del estrecho junto a Gibraltar, Ceuta y Tarifa, abierto a las corrientes marinas entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Este enclave singular es ruta de paso obligada para embarcaciones a nivel mundial.

La rehabilitación de este emblemático edificio situado en la costa de Santa Pola consistió en el acondicionamiento y la reparación estructural de su envolvente. Interviniendo en la totalidad de las terrazas, sus barandillas y los frentes de forjado de la fachada. Éstos se encontraban deteriorados por su antigüedad y por la exposición a los agentes ambientales, más agresivos en la zona litoral. Se aprovecha la actuación sobre este edificio para, por una parte mejorar la durabilidad del mismo frente a los agentes atmosféricos, otorgarle un plus de calidad en los materiales y acabados en los que se interviene, y darle una imagen más actual, creando un juego compositivo de colores y volúmenes que se mimetizan e integran en el litoral mediterráneo.

El Pub la Cova del Lladre está situado en la Calle del Carmen de la Isla de Tabarca, en este proyecto se ha llevado a cabo una reforma para crear un espacio diáfano, agradable y destinado al ocio dentro de esta privilegiada isla de la Costa Blanca. La envolvente exterior del edificio respeta la volumetría y los cánones de la arquitectura mediterránea, con elementos tradicionales como la cubierta a 2 aguas de teja y las paredes blancas. En su interior se realiza un juego de espacio, color y texturas; la elección y combinación de distintos materiales y la iluminación, conforman un espacio unitario capaz de transmitir sensaciones.

Propuesta para la ampliación de la zona de terraza del Restaurante Mar de Cristal, de Santa Pola, en el Paseo Marítimo Adolfo Suárez.

Este proyecto recoge la integración del espacio urbano de la ciudad de Santa Pola, con el entorno del litoral, y el espacio vivencial del Paseo Marítmo, dentro del marco de ocio enfocado a la restauración.

Diseña un elemento a modo de pérgola que genera un espacio de sombra, y a la vez invita a disfrutar el entorno, generando visuales y manteniendo un discurso con el litoral y la arquitectura del paseo marítimo.

El Paseo Marítmo Tamarindos supone una intervención integradora del litoral, que unifica el paisaje mediterráneo y el entorno de la Costa de Denia.

El proyecto plantea la transición entre el espacio antropizado de la ciudad de Denia con el entorno natural, empleando como herramienta vehicular, el propio espacio, a través de su vivencia y recorrido.

Adquieren vital importancia las visuales, la continuidad y fluidez del espacio, así como el juego de texturas y materiales.

A medida que el entorno cambia a lo largo de los distintos momentos del día, el proyecto evoluciona adquiriendo protagonismo.

El proyecto del Paseo Marítimo de Santa Pola, denominado Paseo Adolfo Suarez, se encuentra situado en la Avenida de Granada, de esta ciudad de la Costa Blanca. El Paseo Marítimo es uno de nuestros proyectos más ambiciosos en los que se auna el espacio vital urbano, con el puerto deportivo de Santa Pola, a través de zonas de ocioespacios abiertos y terrazas, bajo la significativa pérgola como elemento arquitectónico integrador.

El Proyecto se fundamenta principalmente bajo 3 conceptos o ideas que podemos resumir en: permeabilidad + materiales + unidad.

PERMEABILIDAD

Conexión y permeabilidad de la trama urbana hacia el mar. Continuidad de los viales. Conexión continua del espacio público de la ciudad de Santa Pola desde el punto de vista y la percepción del peatón. Mantener y permitir las visuales del puerto hacia la ciudad.

MATERIALES

En los pabellones se emplea el vidrio buscando la permeabilidad y transparencia que permitan las visuales. En la pérgola se emplea el aluminio, como material que otorga un aspecto de calidad y muestra un acabado depurado, de líneas rectas y limpias

UNIDAD

Surge de la idea inicial de proyecto, la necesidad de generar un elemento continuo unitario, que permitiera desarrollar el espacio urbano del paseo y a la vez generar una zona de sombra, con todo esto nace la solución de la pérgola bajo el concepto de Oasis Mediterráneo.
A su vez es un elemento que permite ver el cielo, desde el punto de vista técnico resulta útil para ocultar las instalaciones, y genera una quinta fachada del edificio visto desde el aire.
La pérgola como elemento unificador del proyecto, cubre gran parte de los pabellones, da sombra a la zona de terrazas conformando el espacio urbano, y se extiende hacia el mar en la zona de paseo prolongada en voladizo.
La pérgola en realidad es una doble pérgola, dispuesta en dos capas que se encargan de tamizar la luz y generar un juego de luces y sombras cambiante durante el transcurso del día.

En conclusión, el proyecto se entiende como una sección prolongada en paralelo a la línea de costa, que supone la creación de espacios urbanos diferentes en sentido perpendicular, es decir, en el trascurso entre el mar y la ciudad. Así nos encontramos diversas fases y estadios del espacio urbano, desde el cantil, el jardín de palmeras, la zona de paseo, pasando por la zona vegetal de jardines verdes, hacia la zona de terrazas, ya con la pérgola presente, los locales de ocio y comerciales, zona de aparcamiento, y finalmente hacia la ciudad.

 

Reinterpretando un clásico portuario.

Esta pilona fue diseñada para su uso en zonas costeras y portuarias, con el fin de desarrollar una pilona moderna que recuerde a los antiguos amarres de los puertos.

Su fabricación es en PVC flexible y ya está siendo comercializada por casas especializadas.

Proyecto de construcción para acceso y gestión de puestos de amarre en Mallorca.

Este pantalán para grandes esloras está ubicado dentro de la Dársena portuaria de Marina Palma, Palma de Mallorca, en la Costa Azul española.

La propuesta se diseñó para un concurso, que ganó Fuster Arquitectos, en el que además del diseño de la puerta de acceso a la dársena, se incluían varios módulos como son los edificios para puestos de control, servicios, y almacenes entre otros.

La puerta permite el acceso al puerto deportivo tanto de personas como para el tráfico rodado de un modo independiente. La puerta de acceso incluye un elemento en la parte superior a modo de pequeña pérgola que aporta una zona de sombra, que queda libre en la zona central donde discurre el tráfico rodado.

Transformación del espacio Portuario de Santa Pola.

La modernización de las instalaciones del puerto de Santa Pola, situadas en el Muelle de Poniente, demandan un edificio atractivo para poner en valor el espacio urbano y aprovecharlo para que sea explotado en su mayoría. Se trata de transformar el espacio social, en una reducción del mismo incorporando un espacio comercial a través de una propuesta de arquitectura portuaria enmarcada en el litoral de la Costa Blanca.